Contexto educativo

En esta sección queremos recoger vuestras impresiones y aportaciones en torno a la concepción global y finalidad del Proyecto Educativo de FUHEM.

Con independencia de los elementos más concretos, que se irán desgranando en otros apartados, creemos que es necesario reflexionar sobre “el sentido de la educación” o, más específicamente, sobre el “sentido de la educación escolar” en nuestros días y, para ello, poner en cuestión las concepciones y tendencias más destacadas – y a menudo contrapuestas – que subyacen en los debates generales sobre educación y en las propuestas institucionales de reforma o reorganización del Sistema Educativo.

De ahí que consideremos importante compartir una visión del Contexto Educativo y de la trayectoria de la educación en nuestro país y en el ámbito internacional en los últimos años; detectar sus principales fortalezas y debilidades; poner la mirada en el tipo de ciudadanas y ciudadanos que queremos formar y tratar de identificar los principales retos a los que deberán enfrentarse en su vida futura en un mundo de cambios acelerados y ausencia de referentes universales. También es importante establecer las prioridades y las limitaciones de la educación escolar en un entorno social de facilidad de acceso a la información y de dispersión de las instituciones o entidades educadoras.

Para ayudar a centrar algunas de las reflexiones os ofrecemos, como texto principal, el documento Una escuela para la sociedad del conocimiento. El sentido de la educación escolar elaborado por Rafael Feito Alonso, Doctor y Profesor de Sociología en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, por encargo de la Dirección de FUHEM.

Además, se aportan otros textos complementarios:

  1. LOMCE – Proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (pdf) aprobado el 17 de mayo de 2013 por el Consejo de Ministros.
  2. Extracto de textos del libro Crear hoy la escuela del mañana. La educación y el futuro de nuestros hijos. Gerver, Richard. Editorial SM. Madrid, 2010. (pdf)  Incluye un brevísimo pero jugoso texto introductorio de Ken Robinson y un par de capítulos de la publicación de Richard Gerver.
  3. Conclusiones y propuestas de la Jornada de debate sobre contexto educativo (Libro Blanco de la educación en FUHEM) de 21 de noviembre de 2012 (pdf)
  4. La LOMCE: un cambio innecesario en la dirección equivocada (pdf) César Coll.
  5. Algunas sugerencias sobre el proyecto educativo de los centros de FUHEM (pdf) Fernando Mazo.
  6. Manifiesto: por otra política educativa. Foro de Sevilla, 2013. (pdf. 4MB)
  7. Reflexiones en torno a la equidad en el sistema educativo español  (pdf) Víctor M. Rodríguez Muñoz. Boletín ECOS nº 20

Esperamos vuestros comentarios más generales al final de esta breve presentación o al hilo de la lectura del texto principal.

23 Responses to Contexto educativo

  1. GRUPO DE REFLEXIÓN SOBRE LA PRÁCTICA (FORMACIÓN INTERCENTRO) 13/06/2013 at 17:53 #

    El Grupo de reflexión ha formado parte de la oferta formativa intercentros del presente curso 2012/2013. Lo ha coordinado Jesús Joven Trasobares, Director del colegio Montserrat (ESO y Bachillerato), y se ha desarrollado durante varias sesiones en los meses de febrero, marzo, abril y mayo. Las sesiones no han sido semanales, sino quincenales. El trabajo del grupo se ha organizado en torno a preguntas o planteamientos del coordinador y se ha utilizado la plataforma Moodle como foro de debate. De esta manera, entre sesión y sesión la tarea ha consistido en leer materiales “colgados” en la plataforma o ver vídeos, y comentarlos o reflexionar a partir de ellos. Esta tarea se ha hecho de modo individual o en grupo pequeño. En las sesiones presenciales se ha puesto en común lo realizado y se han planteado nuevas preguntas.
    Las sesiones han tenido los siguientes contenidos como punto de partida:
    Sesión 1: presentación del grupo. Objetivos y metodología. Conocer la plataforma Moodle.
    Sesión 2: ¿qué rasgos distinguen a nuestras escuelas?
    Sesión 3: cambio de paradigma educativo.
    Sesión 4: crear hoy la escuela de mañana.
    Sesión 5: cambio metodológico.
    Sesión 6: competencias docentes.
    Sesión 7: conclusiones y propuestas.

    A continuación se exponen algunas ideas consensuadas por el grupo. No recogen, ni mucho menos, todas las intervenciones producidas en el debate virtual y en el presencial. Sólo se han recogido las más relevantes, y propuestas de trabajo para los próximos cursos.

    La consideración del Proyecto Educativo de FUHEM como un marco teórico adecuado es compartida por todos pero se hicieron consideraciones compartidas que señalan algunas debilidades, entre las que destacamos:

    • el aparente desfase entre la teoría y la puesta en práctica, también denominado por algunos, falta de cohesión en lo que a su aplicación se refiere. Concretamente se ha señalado que se produce una identificación con los principios pero no existe una estrategia para llevarlos a la práctica, ni un seguimiento de su cumplimiento.

    • La ausencia de elementos claramente identitarios que lo diferencien de otros proyectos. Se ha comentado la similitud con el texto de otros proyectos en los que también están presentes términos como: calidad, adquisición de valores, participación, etc.

    Se sugiere revisar y actualizar el proyecto de manera que se formule con una identidad más clara frente a otros colectivos educativos. Que sea una revisión colectiva y compartida dando una respuesta sólida e innovadora donde, según se comentó, esté presente el compromiso social como un rasgo claramente diferenciador del resto de idearios.

    En la mayoría de las intervenciones apareció ese interés por la revisión o renovación y esa constatación de una cierta paralización en la puesta en práctica de los principios educativos. De ahí que se haya señalado que no estamos dando una respuesta renovada a la nueva realidad socioeducativa, seguimos trabajando, se dijo, con las mismas estructuras y perpetuamos así el sistema imperante. Esa inercia propia del sistema marca el trabajo del profesorado por lo que se sugirió, en varias ocasiones, un enfoque innovador en el que los roles se actualicen y donde la actuación vaya encaminada a mejorar la capacidad de innovación y la creatividad de nuestros alumnos, contribuyendo así a desarrollar en ellos un sentimiento positivo de sí mismos.

    A modo de conclusión, señalaríamos que la respuesta desde Fundación y desde nuestros colegios debe ser múltiple y creativa, impulsando cambios desde la mayoría de los ámbitos: metodológicos, organizativos, en los espacios, etc. Por lo tanto, desde el punto de vista de los miembros del Grupo de Reflexión, nos encontramos en un momento en que es necesario pararse a pensar en el camino a seguir sin dejarse llevar por la inercia histórica, tratando de dar respuestas creativas a la nueva realidad a la que nos enfrentamos. La renovación debe marcar la formulación de los proyectos educativos de los centros y el trabajo del profesorado y para ello FUHEM debe animar a la reflexión y a la revisión de la actividad educativa que desarrollamos.

    También pensamos que sería interesante realizar acciones conjuntas –de todos los colegios de FUHEM- para ahondar en el sentimiento identitario, para poder hablar de una línea coherente de los COLEGIOS FUHEM, independientemente de sus diferencias por contexto.
    Desde FUHEM y desde los equipos directivos habría que reflexionar y diseñar estrategias para combinar el trabajo del profesorado, cuidarlo y que podamos tener espacios y tiempos de reflexión para acometer cambios: en cada colegio, y como colectivo más amplio.

    Somos conscientes de que extender demasiado los puntos a tratar suele llevarnos a no concretar, y eso nos lleva a no actuar. Es fundamental establecer PRIORIDADES, si queremos iniciar una línea de actualización y cambio en el área educativa de FUHEM.

    PROPUESTAS DE LÍNEAS DE ACTUACIÓN

    Establecer objetivos comunes en todos los colegios de FUHEM en el próximo curso para poder unir los esfuerzos. Para ello, cada colegio debe establecer un plan que quizás le haga “renunciar” a objetivos de colegio, pero que irá en beneficio de la misión colectiva. Establecer prioridades y seleccionar cuáles.

    Tenemos que ser realistas: no todo se puede trabajar con voluntarismo. Hay que ver si los recursos humanos se pueden redistribuir de modo más eficaz, para permitir esos espacios y tiempos de los que ahora, en general, carecemos.

    Si señalamos que uno de los problemas que nos impiden innovar más es la inercia histórica, en este proceso de cambio hay que detenerse para poder planificar una tarea común. La Formación del profesorado, por ejemplo, tendría que estar vinculada a los objetivos comunes que se decidan acometer.

    Ejemplos concretos de tareas a realizar:

    a) Nos preocupa la PARTICIPACIÓN del alumnado: creación de un grupo de alumnos que se reúna periódicamente, que pueda tratar asuntos de colegio y plantearlos, incluso, en Claustro de profesores. Que estos grupos de alumnos puedan realizar algún encuentro intercentros también.
    b) ¿Cómo optimizar el tiempo de trabajo, reuniones, coordinación,…, en los colegios? Tarea para los equipos directivos.
    c) Creación de una plataforma digital de intercambio de experiencias metodologías, de materiales curriculares, etc.
    d) Grupos de trabajo –Formación – intercentros para trabajar sobre aspectos concretos del proyecto educativo FUHEM: valores o metodología.
    e) Destinar tiempo de dos o tres personas que pudieran realizar un diagnóstico interno de los puntos fuertes y débiles de cada colegio, para mantener todo aquello que hacemos bien e ir innovando en aquello que podemos mejorar.

    En pocas palabras, para que no nos abrumen los cambios hay que establecer prioridades, planificar en función de esas prioridades, organizar todos los recursos disponibles para ello (en los colegios, en fuhem –formación, redistribución de recursos- y unir fuerzas (sinergia). No lo vemos tanto en el terreno de las “grandes palabras” ni del “papel mojado”, sino en el terreno de las acciones concretas, con seguimiento y evaluación.

    • Julián 07/11/2013 at 11:43 #

      Un artículo muy interesante que invita a la reflexión:

      “Cerebros de Silicon Valley envían a sus hijos a un colegio sin computadoras
      No hay televisores ni PC, sólo tiza y pizarrón, los niños aprenden a tejer, coser y hornear pan……

      “La gente se pregunta por qué profesionales de la Silicon Valley, entre ellos algunos de Google, que parecen deberle mucho a la industria informática, envían a sus hijos a una escuela que no usa computadoras”,

      http://www.infobae.com/2012/04/30/1049441-cerebros-silicon-valley-envian-sus-hijos-un-colegio-computadoras

      • ana 03/12/2013 at 12:05 #

        ¡Qué interesante este artículo¡

        También nosotros nos preguntamos por qué profesionales de la Silicon Valley, entre ellos algunos de Google, que parecen deberle mucho a la industria informática, envían a sus hijos a una escuela que no usa computadoras”…….

        Copio textualmente:

        ….Pierre Laurent, que eligió esta escuela porque cuestiona la tendencia actual a equipar en informática a las clases desde una edad cada vez más temprana. “La computadora no es más que una herramienta. El que sólo tiene un martillo piensa que todos los problemas son clavos”, dice. “Para aprender a escribir, es importante poder efectuar grandes gestos. Las matemáticas pasan por la visualización del espacio. La pantalla perturba el aprendizaje. Disminuye las experiencias físicas y emocionales”.

        ¿Abrimos debate ?

  2. GRUPO DE REFLEXIÓN (FORMACIÓN INTERCENTROS) 13/06/2013 at 16:50 #

    ALGUNAS IDEAS ENCADENADAS DE NUESTRO FORO DE DEBATE A PARTIR DE PENSAR EN LA IDEA DE CAMBIO DE PARADIGMA

    Paloma Pastor

    He visto los dos vídeos de Sir Ken Robinson. Muy sugerentes y muy divertidos, además. También he leído una sinopsis de Hargreaves y me ha gustado mucho lo que dice. Es un autor a tener en cuenta.
    Al lío. La sociedad moderna ha perpetuado un sistema educativo basado en un principio de implantación de la educación universal para todos. Una vez superada esa fase, no ha seguido evolucionando. Seguimos trabajando con las mismas estructuras, y el mundo ya no es el mismo. En la sociedad moderna, el profesor es el dueño del conocimiento, los conocimientos están decididos, cerrados, parcelados y distribuidos. La vida real está fuera, una vida organizada en torno al sistema de producción capitalista, y la escuela -cerrada- sigue organizando materias ajenas al mundo real y, sin embargo, encaminadas a que los alumnos se incorporen a ese mundo productivo. Por lo tanto, la escuela contribuye a que ese sistema siga perpetuándose.
    La postmodernidad llegó a través de las nuevas tecnologías y del concepto de globalización. Se habla de la sociedad del conocimiento y, sin embargo, pienso que no hay sociedad con menos conocimiento que la actual. Me explico. Como dice Hargreaves para que nuestra sociedad sea una sociedad del conocimiento no basta con un suministro masivo de información. Nuestros alumnos están constantemente estimulados con información. Para ser una sociedad del conocimiento se requiere espíritu crítico, saber procesar, verificar y jerarquizar la información. La información en sí misma no es conocimiento si no es asimilada, si no la hacemos nuestra, si no la prendemos de nuestros enlaces culturales.
    Aun sabiendo todo esto, todavía el profesorado tiene como principal función la de ser el poseedor del conocimiento y el de ofrecérselo al alumnado. Y esto lo hace, generalmente solo, en su aula, y, en muchas ocasiones, con una sola fuente: el libro de texto.
    Y lo que es peor, el profesorado no es el único responsable de esto. Lo es en gran parte la inercia del sistema, la inercia cultural y la inercia de la presión del sistema socioeconómico imperante.
    La función del profesor debe ir encaminada hacia otros espacios. Hacia el desarrollo de aprendizajes cognitivos profundos (todo lo contrario de lo que hacemos ahora – miles de contenidos trabajados superficialmente). Hacia el desarrollo del pensamiento creativo y de la experimentación (poco tiempo tenemos ahora para ello). Hacia el trabajo en equipo y la creación de redes de aprendizaje que nos hagan sumar esfuerzos, para el bien individual y colectivo. Hacia un aprendizaje profesional continuo del profesorado (apoyando la innovación, dedicando tiempo a ello y retribuyendo por ese esfuerzo – en tiempo o en dinero). Hacia la resolución de problemas desde puntos de vista múltiples (no repitiendo un modelo dado). Hacia el compromiso por la mejora continua de las organizaciones educativas.
    Por un lado, me resulta muy motivador escribir sobre esto, porque lo veo clarísimo. Por otro lado, son tantas las presiones, las inercias y los escollos, que produce vértigo.

    • GRUPO DE REFLEXIÓN (FORMACIÓN INTERCENTROS) 13/06/2013 at 16:59 #

      Manuel Armada

      Completamente de acuerdo Paloma.

      Mucho me temo que el contexto en el medio plazo es de cambios, y de cambios imparables, por lo que o nos adaptamos y cambiamos o no seremos capaces de responder de forma singular a lo que nos demanden. Es decir, o nos anticipamos y respondemos a este nuevo paradigma desde una posición valiente y acertada, o corremos el riesgo de ser un proyecto anclado, estancado e inservible.

      Una buena oportunidad, ¿no crees?, nuevas metodologías, nuevas herramientas, nuevas organizaciones, nuevos enfoques…….. Algunas ya están inventadas y contrastadas, otras no, pero creo que no podemos dejar pasar la oportunidad de proponerlas y probarlas. En nuestro ámbito educativo muchas veces no hemos experimentado nada más que con gaseosa, por el temor a pagar caros los errores.

      Estamos en una institución que se ha caracterizado por tener propuestas, ahora con la elaboración del Libro Blanco tenemos la oportunidad de renovarlas, yo quiero ser optimista y no pensar tanto en los obstáculos que los hay y son muchos.

      • GRUPO DE REFLEXIÓN (FORMACIÓN INTERCENTROS) 13/06/2013 at 17:02 #

        María González

        Acabo de terminar de ver los dos vídeos, y la verdad es que me han parecido bastante sugerentes, pongo aquí algunas reflexiones que me han surgido al verlos:

        – Coincido plenamente en la importancia de trabajar la creatividad y de la poca relevancia que se da en nuestro sistema educativo a algo tan necesario como la música, la plástica, la danza etc. Creo, de hecho, que esa debería ser una de nuestras líneas educativas fuertes, y que fuera un rasgo fundamental por el que se distinguiese a nuestros colegios.
        – Analizando la importancia que se les da a las distintas áreas y a cómo está estructurado el sistema educativo, cabe pensar que, como se apunta en uno de los vídeos, sólo interesa producir individuos que vayan a ser productivos para el sistema capitalista. Esto, desde mi punto de vista, es un problema muy serio. Este sistema, depredador de recursos y de personas, ha demostrado ser tremendamente injusto y está poniendo en jaque las posibilidades de supervivencia en el futuro y el sistema educativo cada vez se encamina más en no educar para la vida sino en amaestrar individuos para el mercado.
        Algunos pensamos que el capitalismo va a tener su fin porque se basa en la extracción de unos recursos que son finitos. En ese escenario de escasez cada vez mayor, es nuestra responsabilidad generar espacios colectivos donde decrecer en el uso de estos materiales no suponga conflictos en los que la fuerza sea quien marque hacia dónde se dirigen.
        – Respecto al TDH la verdad es que se me pone la piel de gallina… yo también pienso que hay muchos menos casos de los que se diagnostican, y que tenemos que ser muy cuidadosos con este tema.
        – Y para finalizar una cosa con la que no estoy de acuerdo. No creo que haya una razón biológica que explique la capacidad de las mujeres para hacer varias cosas a la vez frente a la de los hombres para poder realizarlas sólo de una en una. Yo creo que es algo absolutamente educativo. Las mujeres somos educadas para hacer un montón de trabajos, que por cierto permanecen invisibles porque no contabilizan para el mercado (como decidir la ropa que se ponen cada día los hijos, hablar con los profesores, llevar la economía familiar…) y decir que tener la capacidad de hacer más cosas es una cuestión biológica marca la base para que los hombres puedan seguir asumiendo las tareas de una en una: si no pueden porque físicamente su cerebro está estructurado así entonces tampoco se lo podemos exigir.

  3. arturo rey 11/02/2013 at 12:38 #

    Es también como veo que señala Fernando Mazo en el escrito aportado como texto complementario. Creo que se debe fomentar la flexibilidad para educar en la diversidad y multiplicidad en todos sus sentidos, así con los niños de altas capacidades también se debería tener atención complementaria y extracurricular dentro del propio colegio, similar a la de los alumnos con necesidades de apoyo específico, formando al profesorado de manera permanente en el tratamiento de estos niños ya que en muchos casos se convierten en un aliado del profesor para que los conocimientos calen de manera mas adaptada en la clase y no se debería desperdiciar ni ese potencial ni ese talento. Por supuesto y con la misma intensidad se debe potenciar la equidad del sistema para que el fruto de ese equilibrio excelencia/equidad siga unas pautas similares al famoso sistema finlandés como apunta César Coll en el escrito de la LOMCE y también contrarrestar esa dificultad que aporta la LOMCE a la hora de poder personalizar el aprendizaje.
    Disculpad el tiempo y el desconocimiento, pues no soy profesional de la educación, lo que me mueve es la preocupación y el interés de padre por el futuro de sus hijos y de toda su generación.

  4. Arturo Rey 07/02/2013 at 8:59 #

    A modo de síntesis, aunque la exposición pueda estar un poco deslavazada, en esta apuesta que hace Fuhem por hacer una foto de donde estamos y otra de donde queremos llegar, diría que se debería fomentar la creatividad, la originalidad, la innovación, la capacidad de relacionar, deducir y extrapolar, la perseverancia, la inteligencia emocional, la confianza de los alumnos en sí mismos y las habilidades sociales para que sean capaces de mirar al mundo con perspectiva crítica y estar capacitados para aportar soluciones a los distintos problemas que se les presenten a lo largo de su vida, siendo mas autónomos y seguros en general. La enseñanza debería estar adaptada a las necesidades y ritmos de aprendizaje, con un currículo flexible para poder profundizar en los contenidos en que el alumno muestre mayor interés. Una educación que potencie la formación, la capacidad pedagógica y didáctica del profesorado, en la que el alumno pueda participar en parte en la planificación de su proceso de aprendizaje y en la que todos o al menos profesores, padres y alumnos estemos comprometidos con los valores consensuados y con el día a día. Deberían existir agrupamientos flexibles incluso con distintas edades (como plantea Gardner con su teoría de las inteligencias múltiples) en función del interés de los alumnos en un tema determinado o de cara a lograr la profundización en una capacidad determinada que el alumno sienta mayor motivación por desarrollar.
    Dejo unos enlaces para ver la teoría de Gardner, aunque sé que la mayoría ya lo conocéis.
    Gracias
    http://www.youtube.com/watch?v=Dc2W0Og9OiI
    http://www.redesparalaciencia.com/6491/redes/redes-114-de-las-inteligencias-multiples-a-la-educacion-personalizada

    • Víctor Rodríguez 08/02/2013 at 17:42 #

      Completamente de acuerdo contigo en todo. La flexibilización de los agrupamientos por edades es algo que tenemos que explorar muy en serio. Uno de los males endémicos de nuestra escuela es este encorsetamiento y no parece que encontremos fórmulas para combatirlo. Quizá nos dé demasiado respeto la “norma”

  5. Víctor Rodríguez 02/02/2013 at 21:18 #

    Hay un aspecto que se ha suscitado de maneras diversas en los debates llevados a cabo y que creo que no conviene ignorar, por cuanto puede cuestionar el propio sentido de la traea de reflexión que hemos emprendido. Tiene que ver con lo que podríamos llamar el “legado” de FUHEM, cuya reivindicación a veces puede llevarnos a pensar que resulta innecesario o superfluo revisar nuestro proyecto educativo y, por ende, nuestras prácticas.
    Es verdad que la trayectoria de nuestros colegios, como señalan tan acertadamente muchos profesores y profesoras, invita de mil maneras a sentirnos satisfechos de lo que se ha hecho y de los logros alcanzados. FUHEM ha sido, en algunas etapas, referente (y antecedente) de la innovación y el cambio, de la participación del alummnado y familias, de la educación en valores, del respeto al alumnado y del buen hacer de muchos docentes.
    Pero no es menos cierto que en educación jamás podemos dejar de proponernos nuevos retos en función de nuevas demandas que no cesan y que pueden, por sí solas, obligarnos a replantear algunas cosas (la incorporación de las TIC, la mejora en el aprendizaje de lenguas, la incorporación de alumnado con necesidades especiales o en riesgo de exclusión…) y mucho más en un contexto social y político convulso y progresivamente más injusto e insolidario en el que la educación debe recuperar de nuevo su papel central en la formación de conciencias reflexivas y críticas y de personas con deseo y capacidad para actuar en el medio y mejorarlo.
    Pero, además, la continua evaluación y revisión de nuestras prácticas nos lleva también a identificar aspectos que aún no están resueltos, carencias y dificultades a las que tenemos que hacer frente. Por muy bien que las cosas se hagan, siempre habrá algo que mejorar o perfeccionar.
    El “legado” de FUHEM debe orientarnos y estimularnos precisamente para no parar, para seguir experimentando e innovando, evaluando lo que hacemos y proponiendo nuevas metas.

    • Maestro del Colegio Montserrat. 07/06/2013 at 14:57 #

      Soy antiguo alumno del Montserrat y actualmente trabajo como profesor en este mismo colegio. Por todo ello me interesa especialmente este tema y para abordarlo creo que lo primero es plantearnos las siguientes preguntas, ¿Que cosas debemos mantener y por qué? y ¿qué cosas queremos cambiar y porque?.

      ¿Que cosas queremos mantener y por qué?

      Nuestras señas de identidad que a groso modo se podrían resumir en una serie de principios éticos vinculados a la equidad, la justicia social, el reconocimiento y valoración de la diversidad humana, y el poder transformador de la educación.

      ¿Qué cosas queremos cambiar y porque?.

      La primera pregunta ha sido muy fácil de responder porque es mucho mas sencillo compartir un ideario que compartir cuales son los medios necesarios para desarrollarlos de una manera eficiente.

      Para ello propongo una serie de ideas extraídas del análisis del mundo actual y que considero conectadas al desarrollo de mi practica docente.

      – Vivimos en un mundo cambiante, el mundo de las certidumbres hace mucho que se termino. Tenemos que preparar a los alumnos para adaptarse y aceptar los cambio desde el principio.Esto implica trabajar con el objetivo de desarrollar una serie de competencias y capacidades y no tanto con la concepción tradicional de los currículos basados en unos contenidos concretos.Por tanto es un trabajo DE CARÁCTER FUNDAMENTALMENTE TRANSVERSAL.

      – Tenemos que concebir el proceso educativo de los alumnos con una visión MAS A LARGO PLAZO y tenemos que ser capaces de transmitir esta idea a las familias y al conjunto de la comunidad educativa. Para legitimar esta idea basta con reflexionar sobre la longitud de los procesos educativos actuales. En estos es habitual que los estudiantes prolonguen su vida académica mas allá de lo que era habitualmente en las generaciones anteriores. El grado de super-especialización de los modelos productivos actuales y la gran competitividad por acceder al mercado laboral están consiguiendo que este proceso siga abierto y que siga retrasando la edad de acceso al primer empleo.

      Por todo ello la comunidad educativa y especialmente los docentes hemos de ser capaces de preservar la motivación por aprender que en los niños es, salvo excepciones, TOTALMENTE INNATA. Para ello considero de vital importancia los siguientes aspectos:

      Nadie aguanta una carrera académica a tan largo plazo sino posee una verdadera MOTIVACIÓN INTRÍNSECA y creo que sin ella nadie puede llegar muy lejos.

      Tener la posibilidad de acercarnos al ideal del PRINCIPIO DE INDIVIDUALIDAD EDUCATIVA..

      Promover un aprendizaje significativo centrado en los intereses de los alumnos.

      Introducir los avances tecnológicos y estar conectados con la realidad del día a día.

      Que los docentes tengamos posibilidades reales de formación continua.

      Y por ultimo pero quizá el aspecto mas importante para mejorar nuestra educación seria mejorar el nivel académico de nuestros profesores y también la valoración que la sociedad hace de estos. Para ello como es lógico por una parte se tienen endurecer las pruebas de acceso y por otra parte habilitar recursos económicos para proporcionar el tiempo y la formación necesaria para estar en constante reciclaje.

      Un saludo

      Ramiro Gómez profesor del colegio Montserrat I

      por lo que el tema del legado FUHEM y su necesidad de cambiar según que cosas para mejorar y adaptarnos a las nuevas realidades

  6. Ana Belén Martín 23/01/2013 at 14:28 #

    Hemos subido a la web de FUHEM Educación una noticia que resume la sesión que celebramos el pasado día 17 de enero, con los representantes de las familias de nuestro alumnado. Se puede leer en: http://www.fuhem.es/educacion/noticias.aspx?v=9289&n=0

    No obstante, resulta difícil transmitir el buen sabor de boca que dejaron todas las intervenciones, y la energía que había en la sala: madres, padres, alumnos y profesores dispuestos a participar en un proyecto educativo que podemos hacer mejor con la aportación de todos. Quedó de manifiesto que hay experiencias valiosas en los centros escolares de FUHEM que tenemos que poner en común, para extender aquellas prácticas que funcionan.

    Al ver las ganas de aprender, de intercambiar teléfonos y conversaciones más allá de la reunión… recordé un artículo de Cecile Andrews publicado en la web de FUHEM Ecosocial. Se trata de un texto que analiza el potencial pedagógico de los grupos de autoaprendizaje. La autora se refiere a la expansión del movimiento de simplicidad voluntaria… pero más allá del tema concreto que plantea, creo que es aplicable a esta apuesta por aprender unos de otros que se puso de manifiesto en la reunión. Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo: http://www.fuhem.es/media/ecosocial/file/Boletin_ECOS/21/simplicidad-voluntaria_C_ANDREWS.pdf

    Por último, quiero dejar constancia de que también tomé buena nota de esas ganas de comunicarse más entre unos centros y otros, unas familias con otras. Desde el Departamento de Comunicación, siempre hemos visto esa necesidad como una tarea ineludible, y pensamos que el entorno digital podrá favorecer esa comunicación, así que vamos a trabajar en esa línea. Os mantendremos al corriente de los cambios, y si hay ideas o propuestas que queráis hacernos llegar, este Blog puede ser también el espacio para el debate.

  7. Gema de Pablo 16/01/2013 at 9:47 #

    Buenos días!

    En primer lugar os quiero agradecer la oportunidad de participar de este debate, me parece emocionante y muy esperanzador que exista una Comunidad que realmente quiera unirse para seguir avanzando y evolucionando en un contexto que no parece muy favorecedor.

    Creo que desde FUHEM siempre se ha trabajado con ese espíritu renovador que crea modelos diferentes a los que últimamente se estilan.

    Para ilustrar a lo que me refiero con los “modelos que se estilan” y que pretenden reforzar estas políticas educativas, os dejo un par de enlaces de dos vídeos “parodia” y que espero que os gusten.
    http://www.youtube.com/watch?v=0VpuHCY-JF0
    http://www.youtube.com/watch?v=Rfs8SGXQi_U

    Muchas gracias y nos vemos pronto!

    Gema

    • Víctor Rodríguez 22/01/2013 at 18:34 #

      Gracias por esta aportación, Gema. La verdad es que un poco de sentido del humor nos puede ayudar a abrir los ojos en estos momentos de zozobra y caras largas.

  8. Guillermo Rivera 14/01/2013 at 13:08 #

    Creo que en lo primero que deberíamos reflexionar dado que la realidad familiar en su relación con la educación está experimentando un profundo cambio Es la necesidad de encontrar nuevos cauces para compaginar armonía, corresponsabilidad y compromiso para fortalecer la relación “ALUMNO, FAMILIA Y COLEGIO”

    De esta manera intentando cada uno trabajar en su cometido y estando en concordancia las tres partes en su mucho más fácil y damos una seguridad al alumno de que se siente apoyado tanto en su formación como en sociedad (Ámbito familiar).

    Los alumnos deben ser conscientes y sino inculcárselo de que su esfuerzo de hoy es su seguridad del mañana y esta les llevara a ser mejores personas, mas libres y sobre todo suficientes para disfrutar de esa vida que les espera tan maravillosa (Solo se vive una vez) a través de formación, motivación y valoración de su condición tanto humana como académica.

    La familia ser conscientes del progreso o no de sus hijos (Equidad y calidad son dos caras de una misma moneda. no es imaginable un sistema educativo de calidad en el que no sea una prioridad eliminar cualquier atisbo de desigualdad. No hay mayor falta de equidad que un sistema que iguale en la desidia o en la mediocridad. para la sociedad española no basta con la escolarización para atender el derecho a la educación, la calidad es un elemento constituyente del derecho a la educación) y así facilitar su formación como ser humano y poder poner los medios (SI los necesitara y sino pedir ayuda) para su mejor evolución y aquí es donde el profesor es una pieza clave para conseguir amalgamar Familia, Colegio y Alumno.

    La sociedad actual experimenta cambios vertiginosos Las estrategias de aprendizaje, intereses, motivación son muy diferentes de los de los alumnos de hace tan solo diez o quince años. Por ejemplo, la facilidad para realizar diversas actividades simultáneamente, la rapidez perceptiva o la facilidad para recibir información vía visual. Sin embargo, también tienen menos capacidad para interpretar signos faciales, para recibir la información vía auditiva o la perseverancia en la tarea. En general, podemos decir que son alumnos más estimulados, con más inmadurez Tal como manifiesta Álvaro Marchesi, anterior Secretario de Estado de Educación y experto en diversos organismos educativos, “las nuevas generaciones son más difíciles de enseñar porque les cuesta más aprender, atender y estarse quietos, pero tienen otros valores que no tenían los anteriores, como una mayor capacidad de trabajo en equipo y el control de las nuevas tecnologías. Hoy la enseñanza es más difícil que antes y lo será más en el futuro”.

    El profesorado necesita formación inicial y permanente adaptada a las nuevas necesidades. Todavía creo no se está realizando una formación psicopedagógica de calidad que dé respuesta a los problemas que se encuentran nuestros docentes en las aulas. la realidad de la sociedad actual cambia muy deprisa ..

    No es lo mismo dar clase a un grupo homogéneo que a otro heterogéneo, con diferentes capacidades y rendimiento tanto por debajo como por arriba. Es necesario conocer problemáticas que antes no existían o se desconocían, como los alumnos disruptivos (Rotura brusca), la desmotivación, el déficit de atención, la hiperactividad, las ludopatías, la anorexia, la bulimia, el ciberbullying (Ciberacoso)o la drogadicción. También precisan formación en temas tales como: materiales específicos para trabajar en esa diversidad, agrupamientos más flexibles, las nuevas tecnologías aplicadas a la educación, evaluación, mejora de la tutoría, medidas para mejorar la convivencia en la comunidad educativa, etc. Lo que está claro es que precisan soluciones .

    EL COLEGIO DE TODOS Y DONDE TODOS APRENDEMOS:
    • Alumnos formándose como seres humanos y personas en sociedad
    • Familiares a corresponsabilizarse de la educación de sus hijos aprendiendo a seguirles en sus estudios y formación
    • Profesores formándose día a día en las nuevas formas y tecnologías para ser los educadores donde las familias han depositado toda su confianza.
    • Los colegios, manteniendo los criterios y contrastándolos con sus educadores salvaguardando la integridad de los mismos, facilitando su formación y progresión tanto humana como profesional y promover e incentivar la vocación.

    “El cerebro no es una lámpara para llenar, sino una lámpara para encender”.
    – Plutarco

  9. Paloma Pastor Vázquez 12/01/2013 at 19:32 #

    Incorporo un manifiesto que escribimos un grupo de profesores y profesoras del colegio Santa Cristina el día de la última huelga general (noviembre de 2012). Lo redactamos después de leer, comentar y debatir el preámbulo del Anteproyecto de la LOMCE.

    Manifiesto

    Queremos expresar nuestro orgullo de pertenecer al Colegio Santa Cristina, que desde sus inicios se ha caracterizado por una idea de educación para la sociedad y por la sociedad, siempre mirando hacia un futuro mejor.

    El Colegio hoy está preocupado e indignado ante las negativas perspectivas que supone este nuevo cambio educativo que busca una sociedad sumisa, que acepta la desigualdad de clases como algo natural y que entiende la educación como una fábrica de mano de obra que alimenta la maquinaria productiva de este sistema capitalista.

    La filosofía que encierra este proyecto se explicita desde el primer párrafo del preámbulo del anteproyecto de la LOMCE: “La educación es el motor que promueve la competitividad de la economía y las cotas de prosperidad de un país; su nivel educativo determina su capacidad de competir con éxito en la arena internacional y de afrontar los desafíos que se planteen en el futuro. Mejorar el nivel de los ciudadanos en el ámbito educativo supone abrirles las puertas a puestos de trabajo de alta cualificación, lo que representa una apuesta por el crecimiento económico y por conseguir ventajas competitivas en el mercado global”.

    Creemos que esta concepción de la educación deja de lado al ser humano que ha desaparecido como objetivo del proceso educativo y, además, deja fuera el aspecto ético, crítico, afectivo, creativo, reflexivo, solidario. En definitiva, todo lo que tiene que ver con la realización personal y colectiva.

    La lógica de esta reforma es segregar al alumnado desde edades tempranas y dirigirlos por caminos que les lleven a supuestos empleos: se trata de amaestrar para el mercado en vez de educar para la vida. Sin embargo, nosotros y nosotras consideramos que la política consiste en adaptar las estructuras productivas y sociales a las capacidades y necesidades de las personas y no al contrario.

    Por otro lado, la reforma que se propone pretende que los individuos interioricen como propio un fracaso que en realidad es estructural y social. De manera que cada uno de nosotros se acaba culpabilizando de un problema que en realidad sólo se puede solucionar de manera colectiva.

    Una educación así planteada favorece la falta de autonomía en los individuos, una suerte de amaestramiento que se ve también reforzada al potenciar el “liderazgo” de los directores. Resulta inquietante que en todo el texto no se dé la importancia que merece al papel de la comunidad educativa. Esto lo que hace es reforzar una idea de centros con menos democracia interna y más dependientes de la figura del director o directora.

    Este anteproyecto abandona por completo el proceso de enseñanza-aprendizaje ya que únicamente se interesa por los resultados, es más, sólo los resultados cuantificables. Fomenta, además, la exclusión: adelantando los itinerarios –utilizando el eufemismo “flexibilización de las trayectorias”-, restringiendo las medidas de atención a la diversidad, multiplicando las pruebas externas únicas y generales para todo el Estado sin tener en cuenta ni el origen socioeconómico del alumnado ni sus recursos ni cualquier otro aspecto decisivo que pueda afectar a su desarrollo.

    Tampoco estamos de acuerdo con la importancia que se le da a las TIC’s y al plurilingüismo –término que nos sorprende cuando aún estamos lejos de alcanzar el bilingüismo– en detrimento de otras enseñanzas esenciales para el ser humano como son las artísticas: música, plástica, danza, teatro, entre otras.

    Además de todo esto, echamos en falta que la LOMCE tenga en cuenta el contexto de grave crisis ecosocial que estamos viviendo. Entendemos que esto no es casual porque se basa en la ideología del modelo económico neoliberal.

    También es significativo que en el preámbulo de esta ley no aparezcan términos como: investigación educativa, procesos, inclusión, colectivo, innovación, solidaridad, afectividad, emociones, diversidad social y cultural, etc. En cambio, aparecen: competitividad, productividad, resultados, empleabilidad, input-output (utilizado en su acepción puramente económica), rendición de cuentas, liderazgo, etc.

    Este preámbulo asegura que “esta ley orgánica es el resultado de un diálogo abierto y sincero con toda la comunidad educativa” cuando la contestación social ante los recortes educativos, a pesar de estar siendo contundente, está siendo claramente ignorada.

    Ante todo esto proponemos:

    -Seguir informándonos, debatir sobre esta ley y difundir nuestras reflexiones a la comunidad educativa.

    -Proponer alternativas a las incongruencias que encontramos en la LOMCE para denunciar con argumentos educativos que esta ley promueve colegios-fábrica.

    -Trabajar en red con otros colegios, institutos, colectivos, etc. para pensar cómo contrarrestar estas medidas educativas que consideramos REGRESIVAS e INACEPTABLES.

    -Seguir creciendo como colectivo y fortalecer nuestras ideas educativas en las que prima el servicio a la sociedad.

    -Pensar colectivamente acciones y propuestas para llevar a cabo en caso de que esta ley siga adelante.

  10. Víctor Rodríguez 10/12/2012 at 9:57 #

    Merece mucho la pena este vídeo de Tonucci, que esta vez no es el Frato “con ojos de niño”. Aunque habla de la LOMCE, la verdad es que más bien habla de todo cuanto hoy en día nos preocupa en educación: http://www.youtube.com/watch?v=F0IPsqozlgI

  11. Manuel Menor 30/11/2012 at 16:55 #

    Estos dos vínculos que os envío pueden enmarcar muy bien el trabajo iniciado el día 21.
    Con mis mejores deseos y un abrazo: Manolo

    http://www.youtube.com/watch?v=Gfqg4GNq2w8

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=159533

    Si no os funciona el enlace, copiad la dirección en el navegador.

    • Víctor Rodríguez 30/11/2012 at 16:59 #

      Gracias, Manuel. Es verdad que el libro vale la pena y la canción nos trae recuerdos que conviene actualizar….

  12. Ana Belén Martín 29/11/2012 at 9:48 #

    La sesión de debate me pareció un buen punto de partida. Emociona sentir que hay ganas de hacer un trabajo colectivo, una reflexión que nos permita crecer como entidad y como proyecto educativo para nuestros alumnos.
    Por lo demás, me gustaría hacer una puntualización a unas encuestas de FUHEM a las que se refirió el profesor Feito en su intervención. Esas encuestas fueron patrocinadas por FUHEM a lo largo de varios años, con el fin de ofrecer un mapa de las opiniones que docentes, familias y alumnos tenían de la educación, pero no estaban hechas a personas ligadas a FUHEM, sino a personas que, según los autores, constituían una “muestra” representativa para extrapolar los resultados a nivel nacional o autonómico, según fuera la encuesta de uno u otro ámbito.
    Esas encuestas aún se pueden consultar en la web de FUHEM, http://www.fuhem.es/Educacion/Default.aspx?v=118. Y, aunque han pasado ya muchos años de su aparición, tal vez puedan servir para pensar sobre el contexto educativo y lo que eran, en esos momentos, las opiniones mayoritarias.

    • Víctor Rodríguez 10/12/2012 at 10:52 #

      Os adjunto un comentario relacionado con el texto de Maite del Moral que ha llegado por otro cauce y que me parece muy pertinente para el debate:

      De acuerdo: “nuestro proyecto no puede estar escuetamente orientado al mercado”. Pero nuestros alumnos tienen que salir pertrechados de una combinación de desarrollo de personalidad, valores, actitudes y conocimientos que les sitúe en las mejores condiciones para encontrar trabajo y llevarlo a cabo en la sociedad realmente existente, una sociedad que no está regida por los valores que inspiran nuestro proyecto educativo. Es una sociedad altamente competitiva en la que parece que las aspiraciones y logros sólo pueden alcanzarse en competencia con otros. Nosotros decimos que, en cooperación con otros, los resultados pueden ser mejores tanto individual como colectivamente, pero nuestros alumnos aunque no hagan santo y seña de la competitividad, ni la conviertan en fetiche, tienen que estar bien dotados para salir adelante en situaciones de competencia con otros, de comparación con otros, de selección en un universo en el que rivalizan con otros que se mueven por pautas más afines a las dominantes en la sociedad. En suma, nada que objetar a la tercera función de la educación a que alude Robinson en el prólogo a Gerver: “conseguir que todos los alumnos alcancen una independencia económica y contribuyan a la creación de riqueza de formas que sean éticas y sostenibles”. Pero, por desgracia, me parece más fácil de decir que de hacer. Intuyo que no es nada sencillo conseguirlo, que se trata de un desafío de enorme magnitud, algo que no debemos escamotear, que debemos afrontar sin ambigüedades ¿Estamos acaso pretendiendo la cuadratura del círculo? No lo creo. No sé. Me gustaría saber cómo lo veis otros, porque es posible que el problema no sea tal o que no dispongamos (ni nosotros ni nadie) de respuestas contundentes y haya que avanzar reconociendo la dificultad, abordando un proceso abierto de experimentación y aprendizaje, con todas nuestras facultades alerta para no perder rumbo.

      Es también en este contexto en el que debemos situar la problemática del “emprendimiento”. Es muy lúcida la reflexión de Maite del Moral cuando dice que: “sólo se nos prende lo que nos provoca pasión, lo que surge de nuestro interior y conecta con nuestra identidad, con lo más genuino de nosotros.… (se trata de) desarrollar con pasión lo mejor de sí mismos.….ayudarles a emprender el camino de que lleguen a ser ellos mismos y de que desarrollen sus capacidades cognitivas, afectivas y sociales”. Pero , ¿acaso esta actitud no debe estar abierta a todas las variantes, desde el desarrollo personal estricto a la promoción de proyectos empresariales capaces de crear puestos de trabajo, de sobrevivir en contextos de riesgo que exigen iniciativa, innovación y rentabilidad en entornos competitivos? ¿Tal vez debamos rechazar esto último, remando a favor de una tradición sociocultural en la que estas actitudes tienden a estar inhibidas? De nuevo no lo sé, pero no lo creo, intuyo que debemos tener una posición activa frente al desarrollo de actitudes emprendedoras en sentido amplio. Las descritas no tienen por qué ser la única referencia, pero no son incompatibles con la lucidez crítica, con el compromiso social y con la sostenibilidad. Y, además, nuestra sociedad las necesita.

  13. Maite del Moral 28/11/2012 at 17:18 #

    ¿APOSTAMOS POR EL EMPRENDIMIENTO?

    Últimamente venimos asistiendo, desgraciadamente, a demasiados ejemplos de mentiras, encubrimientos, medias verdades, impunidades y un largo etcétera. De actitudes que nos producen, cuando menos, vergüenza e indignación. También observamos, a la vez, la utilización perversa del lenguaje como instrumento en el mendaz intento de legitimar lo ilegítimo.

    Un ejemplo de lo que acabamos de decir es el entusiasmo con que se anima a nuestros jóvenes, sin ningún tipo de pudor, a ser “emprendedores” al mismo tiempo que se les pone todo tipo de obstáculos y se les niegan las salidas de diferentes maneras. En medio de este contexto, se nos amenaza con una ley, la LOMCE, que nos marca como objetivo educar a nuestros alumnos en el “emprendimiento”, horrible palabra, por cierto.

    Me parece natural que, inundados por el sentimiento de tomadura de pelo, amén de otras cosas peores, tengamos un natural rechazo a colaborar en semejante desaguisado. Sin embargo, voy a invitaros a emprender una senda más positiva, que es la de re-significar y des-pervertir dicho término para impedir que, además de tantas otras cosas, nos quiten la palabra.

    Abordado el tema desde este enfoque, os planteo esta cuestión: ¿debemos educar a nuestros alumnos en el “emprendimiento”, es decir, para que sean “emprendedores”?

    El término castellano emprender procede del infinitivo latino emprendere (emprender), que es un compuesto del infinitivo prendere con el prefijo in, (“en”, en el sentido de “dentro de”). Así pues, en su acepción etimológica, emprender parece que tiene que ver con lo que “está prendido en”.
    Gran ayuda ésta que nos presta la etimología, pues, ¿acaso es posible ser emprendedor si aquello que se emprende no está prendido dentro de nosotros? Y, dentro, sólo se nos prende lo que nos provoca pasión, lo que surge de nuestro interior y conecta con nuestra identidad, con lo más genuino de nosotros mismos.

    En este sentido, claro que es importante que ayudemos a nuestros alumnos a ser emprendedores, a iniciar la importante “empresa” de desarrollar con pasión lo mejor de sí mismos.

    El problema es que, en la actualidad, cualquier empresa se mide exclusivamente en términos de rentabilidad económica. Decía el otro día con cierto humor Iñaki Gabilondo en su blog que, como sigamos así, dentro de poco los padres podrán decir: “Este año la pequeña me ha salido más rentable que la mayor en un 4%”. Y, añado yo, los profesores también podrían decir: “Este curso, 2º C ha resultado un 15% más rentable que 2º B”.

    ¡Como si la rentabilidad del ser humano se midiera exclusivamente en términos económicos! ¿Existe acaso algo menos rentable en términos de bienestar emocional que, por ejemplo, la desvergüenza?

    Evidentemente, no se trata de animar a nuestros hijos o nuestros alumnos a ser emprendedores en el sentido que marque una élite económica o política que se mueve por sus propios intereses, sino de ayudarles a emprender el camino de que lleguen a ser ellos mismos y de que desarrollen sus capacidades cognitivas, afectivas y sociales.

    Y, en la medida en que el ser humano es un ser social, en que vivir, como decía Ortega, es convivir, no es posible la empresa personal sin sentirse acompañado de otros solidariamente, de compañeros con los que se comparta la hermosa tarea de construir y construirse.

    En este sentido, claro que necesitamos alumnos emprendedores, y padres que, en estas circunstancias tan difíciles, aborden con pasión la empresa de ayudar a sus hijos a construir un futuro y a ser mejores personas. Y, por supuesto, necesitamos y tenemos profesores en los que está prendida la llama de su pasión por educar.

    A pesar de todo, en estos momentos tan difíciles, yo soy optimista. Y no lo soy, obviamente, por ningún tipo de confianza en los que nos dirigen y deciden hacer estas leyes. Soy optimista porque coincido con Hölderlin en que “donde está el peligro, allí está también lo que rescata”. Y lo soy, sobre todo, porque confío en vosotros, en los que formáis parte de la comunidad escolar.

    Soy muy consciente de las dificultades que os rodean, de la dureza de la tarea, de la hartura y hasta del cuestionamiento sobre el sentido que, en muchos momentos, os tiene que asaltar. Pero quiero deciros dos cosas:

    En primer lugar y, sin pretender contaros batallas de abuelita, puesto que yo, como León Felipe, “no tengo el retrato de un mi abuelo que ganara una batalla”, deciros que los que llevamos aquí mucho tiempo y hemos aportado nuestro granito de arena para construir este proyecto, también hemos vivido situaciones muy duras y creo que nos salvó la fe en nuestra tarea y la pasión que estaba prendida en nosotros.

    Y lo segundo y más importante que quiero deciros es: GRACIAS. Gracias por vuestro esfuerzo, por vuestra ilusión, por vuestra lucha. Gracias por seguir creyendo, a pesar de todo, que vamos a poder ayudar a nuestros alumnos a construir una sociedad más justa, más solidaria, más “emprendedora” en el más noble sentido de la palabra.

    Y permitidme que me despida con estos versos que siempre me han acompañado mucho en este tipo de circunstancias:

    “Soldado, tuya es la hacienda,
    la casa.
    El caballo
    y la pistola.
    Mía es la voz antigua de la tierra.
    Tú te quedas con todo y me dejas desnudo y
    errante por el mundo…
    Mas yo te dejo mudo…!mudo!
    Y ¿cómo vas a recoger el trigo
    y a alimentar el fuego
    si yo me llevo la canción?
    (León Felipe. Ganarás la luz)

    Maite del Moral
    Presidenta del Consejo Asesor de educación de FUHEM.

  14. Víctor Rodríguez 26/11/2012 at 11:43 #

    Buenos días a tod@s:

    Lo primero y obligado es dar las gracias a quienes asistieron a la jornada del día 21 y nos hicieron sugerencias que, como véis, empezamos a tener en cuenta. Para ellos y para los que no pudieron asistir, hemos colgado 3 nuevos documentos:
    – Un breve resumen con conclusiones y propuesta de esa jornada (desde la que podéis enlazar a las presentaciones de Rafael Feito y Fernando Mazo)
    – Una interesante reflexión de Césal Coll sobre la LOMCE
    – El texto que resume la intervención de Fernando y al que vale la pena echar un vistazo fuera del contexto de la propia jornada.

    Espero que os animéis pronto a dejar vuestras impresiones en este Blog.