Grupo de trabajo 3. Jornada Inaugural 2014-2015

La reflexión del grupo de trabajo 3 respecto al Proyecto Educativo, se realizó en dos líneas diferentes, la forma y el contenido. A continuación recogemos el resumen de las opiniones, ideas y propuestas que se reflejaron en la sesión de trabajo:

Aspectos de forma

Si queremos que llegue a todos los sectores de la comunidad educativa (alumnos, familias, docentes,…), sería necesario sintetizar las ideas generales. Leído así es un texto denso, poco atractivo. Sería necesario hacerlo más visual para facilitar su lectura.

Resulta demasiado extenso y a la vez le falta concreción en algunos campos, como en metodología. Quizás sería una buena alternativa plasmar el documento en dos partes, una sintética con ideas generales y otra de desarrollo de la primera.

Sería muy bueno después de la presentación, crear un mapa conceptual o un esquema inicial o de “ideas concretas y top”, es decir, de los principios identificadores y básicos, para después ampliar la argumentación o declaración de los mismos.

Aspectos de contenido

La valoración general del proyecto es buena y gusta, pero se ven necesarias algunas mejoras, más concreción y mayor coherencia entre lo que está escrito y lo que se trabaja o consigue en los colegios.

Los equipos necesitamos un conocimiento mayor y más pausado de su contenido, con más espacios para la reflexión conjunta. Se considera que hay bastante distancia entre los PRINCIPIOS INSPIRADORES (necesidad de acercamiento entre los principios y la realidad).

Respecto a la parte económica, ¿verdaderamente todo el que quiera acceder a nuestros colegios lo puede hacer? (¡Esto no es real!). Hay una necesidad importante de más becas (potenciar el fondo solidario).

Inclusión: es necesario crear, formarnos y trabajar en la cultura de la inclusión. Se presupone que todos entendemos el concepto inclusión de igual manera, ¿esto es cierto? Se piden actuaciones sobre las que el profesorado no tiene formación o recursos. Son necesarios más recursos (tiempos, formación,…) para que sea una inclusión real y de calidad.

Respecto a los valores, los docentes en general los trabajamos en tutoría, pero además debería impregnar todas nuestras acciones educativas. Es necesario trabajar en un plan de acción tutorial enmarcado en los valores de la fundación y secuenciar lo que se trabajaría en cada etapa. Sería importante crear instrumentos de trabajo comunes (hojas de registros, etc.). Es fundamental la formación para los profesores nuevos en el ámbito de la tutoría, para trabajar valores, tanto en el aula como con las familias.

Se considera que algunos aspectos como Enseñar a Aprender, La Cultura del Esfuerzo y del Trabajo y La Inteligencia Emocional, faltarían como principios inspiradores.

El área Ecosocial es una seña de identidad propia de la FUHEM, pero está bastante alejado de la realidad que se vive en los colegios (¿somos coles ecosociales? ¿Y nosotros? ¿Y la gestión de nuestras aulas? ¿Y nuestros comedores? ¿ Y los edificios? Algunas veces nada más lejos de la realidad. Se expresa con mucho énfasis y la realidad no es la que se expone.

Pasa lo mismo en la elección de cargos, existe mucha distancia entre lo que se escribe y lo que pasa en la realidad.

En metodologías habría que apostar por aprendizajes cooperativos.

Respecto a la evaluación, hay una falta de coherencia entre el ideario (no se le da importancia a los resultados de las pruebas externas) y la realidad, ya que si es un planteamiento general en nuestro proyecto educativo, luego no se debería “decir nada”, en los colegios, sea cual sea el resultado de las pruebas. Si no, es mejor que no aparezca. (PAU en 2º BTO, sí se les dan mucho peso). Esto parece incoherente e irresponsable.

¿Cómo se conjugan las pruebas externas con las metodologías que queremos desarrollar en nuestros centros? ¿Cómo se trabaja con las familias los resultados?

En la parte de TIC es necesaria la creación de bancos de recursos generales y potenciar la idea de compartir.

En general el Proyecto Educativo así planteado es muy ambicioso pero bastante lejos de la realidad. Para que verdaderamente se pueda desarrollar, debe existir un diálogo permanente entre los Centros, y la FUHEM.

Habría que recoger con qué recursos contaremos para desarrollar el proyecto. Para poder conseguir llevar a cabo con coherencia y realidad todos estos pilares del proyecto educativo, son necesarios más recursos (personales, materiales, de espacios, de tiempos, de coordinación…), sino muchas veces se llevan a cabo a base de la sobrecarga de trabajo del equipo docente y la sensación es de “quemarse”. Y esto no ayuda a su puesta en práctica.

 

Comments are closed.